12 tipos de harina, us uso y propiedades

por Elena Robles

Ahora que estamos con ganas de hacer postres y cocinar diferentes platos en casa, es importante que sepas que existe una gran variedad de materia prima para hacer ricos platos.

En este caso concreto hablaremos de los tipos de harina, porque existen muchas que pueden ayudarnos a tener una alimentación más saludable.

1> Harina de trigo

La harina de trigo es la más común en nuestras casas, se utiliza para la elaboración de postres, pan y masas tanto dulces como saladas. También se usa para rebozar carnes, pescados y verduras.

Dentro de lo que es la harina de trigo también existen diferentes tipos en función de la cantidad obtenida por cada 100 gr. de trigo, depende de su refinamiento, de su composición nutricional, de su cantidad de gluten, o del tipo de trigo usado para su elaboración.

Los tipos de harina de trigo son:

  • Harina de trigo 0: harina de gran fuerza.
  • Harina de trigo 00: harina de media fuerza.
  • Harina de trigo 000: harina de fuerza.
  • Harina de trigo 0000: harina floja.

Además podemos clasificar las harinas de trigo por:

Harina de trigo integral

Esta harina es de color más oscuro y tiene un nivel superior de fibras. Se obtiene moliendo el grano de trigo entero.

Harina de trigo refinada

Es la que habitualmente usamos en casa.

Harina de fuerza

Se utiliza para hacer panes, masas de pizza, bollos, etc.

Harina floja

Es la que se usa para bizcochos, crepes, bechamel, cupcakes, ayuda a conseguir masas suaves y ligeras.

La harina de trigo contiene nutrientes minerales como el hierro, calcio, magnesio, potasio, selenio y zinc. Así como también vitaminas como la A, E y del grupo B.

El problema principal de su ingesta, a largo plazo, es que favorece la aparición de enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes.

2> Harina de Centeno

Junto con la de trigo es otra de las harinas más usadas para la producción de pan. Este tipo de harina suele dar cierto amargor a la masa, por lo que no es recomendable usarla para la repostería.

Leer más ->  ¿Por qué incluir avena en tu dieta? Beneficios y Recetas

La harina de centeno te permite hacer panes de miga muy densa, muy nutritivos, con alto grado de fibra alimenticia y que se conservan muy bien.En la preparación debes tener en cuenta que la masa resultante suele ser difícil de manejar, ya que es muy pegajosa. 

Para trabajar mejor la masa puedes mezclarla con otras clases de harina para que sea más fácil manejarla. Muy apta para hacer galletas, sobre todo saladas.

La harina integral de centeno posee potasio, magnesio, fósforo, calcio, yodo, sodio, zinc y selenio, y vitaminas E y del grupo B, carbohidratos y fibra.

3> Harina de Espelta

La harina de espelta es muy recomendable por la capacidad que tiene para ser digerida y, al contener menos gluten, se utiliza pues para hacer panes más bajos.

Debido a su particular gluten, la masa que se realiza con esta harina es más difícil de trabajar.  Además, su casco exterior duro la hace más resistente a enfermedades y climas, gracias a ello no es tan necesario el uso de pesticidas, fungicidas y herbicidas.

Contiene grandes cantidades de calcio, fósforo, sodio, magnesio, potasio, silicio y zinc. Pero lo más destacable de la harina de espelta es que contiene Omega 3 y 6, así como una fuerte carga de fibra

4> Harina de maíz

Muy utilizada en la gastronomía Sudamérica, se implementa especialmente en la elaboración de empanadas, tortitas y arepas, también se usa como espesante en las salsas. Existe una gran variedad  de harinas de maíz , según el proceso de elaboración, incluida la maicena, que aquí es la más conocida.

  • Sémola de maíz o polenta.
  • Harina de maíz cruda.
  • Harina de maíz pilado.
  • Almidón de maíz o maicena.
  • Harina de maíz precocida.
  • Harina de maíz pelado.
  • Harina de maíz pilado.
  • Harina de maíz tostado.
  • Frangollo.

La harina de maíz tiene potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, magnesio, cobre y vitaminas A, del grupo B, K y E.  Es además, fuente de energía, fibra y proteína vegetal.

5> Harina de Arroz

La harina de arroz no tiene gluten, así que es perfecta para las personas celiacas.

Dependiendo del tipo de arroz que se utilice para hacer la harina (blanco o integral), la harina contará con más o menos proporción de fibra, lo que también nos ayuda a mejorar la función intestinal.

Además de usarla para postres, se puede usar para espesar salsas u otras preparaciones.

Con este tipo de harina se realizan pasta, panes, repostería…es perfecta para elaborar  de los alimentos para personas celiacas o sensibles al gluten.

Leer más ->  Accesorios imprescindibles para salir en bicicleta

También es muy indicada para hacer tempuras y rebozados, dada su escasa capacidad para absorber aceite. Eso te dará como resultado una capa exterior crujiente y mucho menos calórica que los platos realizados con harina de trigo.

6> Harina de cebada

Esta clase de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. 

Si quieres conseguir panes más esponjosos te recomendamos mezclar con un poco de harina de trigo, también crecerán más. 

La harina integral de cebada es fuente de minerales como cobre, zinc, potasio, fósforo, magnesio o calcio y vitaminas A, del grupo B y C. Tiene un buen aporte de carbohidratos y fibra.

7> Harina de avena

Es una harina fina y delicada de textura, además que tiene un sabor muy suave, la harina de avena se usa para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, bizcochos, magdalenas, etc.

La masa realizada con esta harina no sube mucho y queda perfecta para aquellas recetas dulces como galletas y magdalenas.

La avena es un cereal muy nutritivo y su harina integral tiene vitaminas del grupo B y E, minerales como magnesio, calcio, fósforo, zinc y cromo, ácidos grasos esenciales, carbohidratos y fibra.

8> Harina de tapioca

La tapioca es una fuente natural de hidratos de carbono y tiene un alto contenido de almidón.

Lo que me encanta de esta harina es que es baja en colesterol y en grasas saturadas, por lo que aporta energía saludable y se recomienda en dietas dedicadas a subir peso. 

Esta harina no tiene gluten y pese a que con ella no se puede preparar pan, sí que podemos obtener con ella tortitas, o bien usarla como espesante para salsas. Eso sí, tiene bastantes calorías.

La harina tapioca es rica en fibra y tiene minerales tan importantes como calcio, fósforo, magnesio, hierro, sodio o zinc. Posee vitamina B1, B3 y C.

9> Harina de Garbanzo

La harina de garbanzo es un ingrediente muy común en recetas de la India y en la cocina vegetariana, se puede usar principalmente en rebozados y para elaborar tortitas.

También se usa para sustituir el huevo por intolerancia, alergia o cualquier otro motivo.

Esta clase de harina es muy rica en vitaminas del grupo B, A, E, C y también en omega 6, hierro y fibra.

10> Harina de quinoa

La harina de quinoa se ha popularizado por su alto contenido en proteínas, se puede utilizar para todo tipo de comidas, pero, al no tener gluten, su elasticidad, comparada con el trigo, es peor y eso debes tenerlo en cuenta a la hora de trabajar tus recetas con ella.

Leer más ->  Consejos y recomendaciones para tomar el sol con precaución

Aporta los 8 aminoácidos esenciales que necesita un adulto, es rica en minerales y vitaminas, en proteína vegetal, tiene fibra y es de fácil digestión. Es rica en vitaminas del grupo B y E, en folatos, fibra, fósforo, magnesio, manganeso, hierro y sílice.

Además, la harina de quinoa se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas y podemos moler sus granos en casa. Se emplea básicamente como espesante y se puede añadir en la elaboración de panes o masas para enriquecerlas.

11> Harina de lentejas

La harina de lentejas es típica en la cocina hindú, se usa comúnmente en rebozados y como espesante. 

Al ser una legumbre es saciante y nutritiva y queda muy bien con todo tipo de platos salados. 

La harina integral de lentejas es fácilmente digerible y nos aporta micronutrientes como vitaminas A, del grupo B y C, y minerales como el magnesio, el hierro o el calcio. Además tiene proteína vegetal y fibra.

12> Harina de almendras

Este tipo de harina lo podemos incluir especialmente en recetas dulces para espesar cremas, papillas, rellenos, etc. y también se puede añadir a recetas de panes elaborados con trigo, quedando un agradable sabor y aroma. 

La harina de almendras puede sustituir a cualquier harina blanca en muchas recetas, sobre todo de dulces. Es más saludable y no tiene gluten, lo que la convierte en el ingrediente perfecto para celíacos o diabéticos.

También es adecuada para personas con una dieta baja en carbohidratos o en cualquiera que busque cuidar la salud y alimentación.

En caso de preparaciones con levadura, tan sólo podemos sustituir el 10-20% de harina de trigo por harina de almendra y aumentar los líquidos en un 5-10%.

En recetas sin levadura, podemos, o bien, emplear un 100% de harina de almendras y aumentar el líquido,  ya que esta harina absorbe hasta dos veces más líquido, o reducir a la mitad la cantidad de harina.

Cociendo estos 12 tipos de harinas, sus diferentes usos y propiedades ya puedes empezar a probar tus recetas variando la harina que utilizas habitualmente.

Toda la repostería y comida casera siempre es más saludable que la que viene procesada, así que aprovecha toda esta información para preparar platos riquísimos y saludables.

También te interesa

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de Privacidad y Cookies