Productos de belleza al mejor precio

Cómo influyen las grasas malas y grasas buenas en tu salud

41 0

grasas malas y grasas buenas

De seguro cuando escuchas la palabra grasa, en lo primero que piensas en esas kilos de más que se han ido acumulando en el cuerpo. Sucede que ante la palabra ¨grasa¨ las mujeres nos alarmamos y comenzamos de inmediato a hacer dietas y ejercicios muchas veces sin asesoramiento.

Si bien es cierto que existen grasas perjudiciales para nuestro organismo, en realidad lo importante es que conozcas cuáles son aquellas que pueden hacer daño, y cuáles son las grasas saludables en tu dieta, aprende a diferenciar unas de otras y así sabrás qué comer en tu alimentación diaria.

¿Grasas malas o grasas buenas?

Seguramente ya te estás preguntando cuáles son las grasas malas y cuáles son las buenas. Si te comento que existe un tipo de grasa llamada trans, es posible que no la identifiques a la primera, pero son las grasas consideradas malas para la salud y que se encuentran principalmente en comidas rápidas, refritados, pasteles y margarina.

No sólo engordan, sino que pueden dañar tu corazón y son las responsables de que aparezca el cáncer y el riesgo de padecer diabetes. Así que debes decir adiós a unas cuantas golosinas y comidas que te gustan, pero es a favor de tu salud y tu calidad de vida.

Desde ya querrás conocer cuáles son las grasas buenas, a ver si puedes incorporarlas rápido. Pero con medida, ¿eh?, que los ácidos grasos buenos también nos aportan muchas calorías, sí bien son buenos para nuestra salud. Sólo hay que comerlos siempre con control, para que no engordes.

Tiene muchos beneficios en la prevención de la hipertensión, la diabetes, el sistema circulatorio, pero sus mayores beneficios los recibe nuestro sistema cardiovascular.

¿Dónde puedo encontrar las grasas buenas?

Existen alimentos que contienen grasas saludables, a continuación te ofrecemos una breve muestra de ellos:

Pescado azul: se caracterizan por tener un color oscuro azulado. Entre ellos están el salmón, los arenques, las sardinas y el bonito. Estos pescados nos aportan abundante proteínas y Omega3, disminuyen los niveles de triglicéridos en sangre, protegen el corazón y son muy saludables para incorporar en nuestra dieta.

Los frutos secos: entre ellos las avellanas, almendras, cacahuetes, las nueces y la soja. Son una importante fuente de grasa buena y además contienen Omega3, fibra y proteínas. Tienen una gran cantidad de calorías, así que deben comerse controladamente, puedes incorporarlas en desayunos y meriendas.

El aguacate: es una de las frutas más saludables, además de su aporte en grasas buenas también tiene una elevada cantidad de antioxidantes. Esto lo hace un rejuvenecedor por excelencia, protege la piel, el cabello, y especialmente el sistema cardiovascular. Puedes incluir el aguacate en tu dieta, hacer batidos, comiéndolo como fruta o en ensaladas, ya sea en desayunos, meriendas o cenas.

 

Aceite de oliva: este es de todos los aceites el mejor y más sano, tiene un elevado nivel calórico por lo cual se debe ingerir con moderación. Pero puedes agregarlo en aliños en ensaladas.

Existen muchos más alimentos y recetas de cocina sana, que puedes encontrar en revistas especializadas o consultando un nutricionista. Ahora la decisión es tuya, elige las grasas saludables en tu dieta y elimina las dañinas. ¡Tu salud está a sólo un paso!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.