Productos de belleza al mejor precio

Errores que cometes al lavar la ropa deportiva ¡Hazlo bien y te durarán más!

80 0

Llegas a casa luego de una rutina de ejercicios en el gym o de hacer running. La ropa deportiva que traes está sucia, sudorosa, así que acudes rápido a ducharte y siguiendo la costumbre de los años, te sacas las prendas y las dejas en un cesto en espera del día de la colada. Ahí está tú primer error al lavar ropa deportiva.

Lo cierto es que la ropa técnica para deporte no es igual que el resto de tu vestuario y como tal precisa de un tratamiento diferente para lograr su vida útil. Ten en cuenta que tanto los sostenes, camisetas, licras, mallas, o las más modernas “prendas comprensivas”, soportan una intensidad de desgaste muy superior a otras prendas debido al roce y el sudor.

Tampoco olvides que cuando vas a lavar ropa deportiva esta se encuentra expuesta tanto a sudoración como al polvo, la suciedad y la humedad de la calle. Todo ello es causante de la proliferación de bacterias y de ahí su mal olor, pero veamos cómo solucionarlo.

El sudor y la demora, tus mayores enemigos


Muchas mujeres piensan que si lavan demasiado sus conjuntos pueden desgastarlos o dañar sus propiedades. Lo cierto es que en el caso de la ropa deportiva es todo lo contrario: mientras más tiempo lo dejes de lado será peor pues los microbios se habrán desarrollado y el amoniaco del sudor irá corrompiendo el tejido. Así que mientras más pronto mejor, pero esto también tiene sus reglas.

Lo primero que puedes hacer es sumergir la ropa en agua y dejarla reposar por unos 5 minutos, antes de lavarla utilizando solo jabón. No es necesario que sea un lavado muy fuerte, basta con extraerle el polvo y el sudor que obstruye los poros y membranas de las fibras textiles.

No obstante, si no tienes oportunidad de hacerlo así, te recomendamos que airees tu conjunto y nunca lo guardes húmedo ya que este error es fatal para la pieza.

¿Cómo lavar ropa deportiva de manera más efectiva?


Otra de las equivocaciones más comunes es utilizar la lavadora para el lavado de la ropa deportiva. Ten en cuenta que muchos expertos afirman que ese uso de la lavadora y los tejidos técnicos no se llevan muy bien, al igual que las cremalleras.

Pero lo peor que puedes hacer al lavar ropa deportiva es centrifugarla por mucho tiempo o utilizar la secadora a altas temperaturas, puesto que ello reduce rápidamente la elasticidad de las mallas y los sujetadores deportivos.

Para hacer más duradera tu vestimenta, trata de lavarla a mano y no la estrujes demasiado: solo quítale algo de agua y déjala secar, aunque nunca al sol.

Un buen consejo que te damos es que acudas siempre a las instrucciones de lavado en las etiquetas de cada prenda, pues varias tienen detalladas sus condiciones según el fabricante y su constitución.

Para lavar ropa deportiva también te recomendamos usar detergentes específicos para dicha labor y nunca utilizar suavizantes, porque obstruyen el material.

Si tras todo esto, el sudor persiste y el mal olor no se va, prueba echar un vaso de bicarbonato de sodio en la colada y enseguida verás resultados.

Espero que estos consejos te ayuden a amantener mejor el estado de tu ropa deportiva y que te dure mucho más tiempo.

No olvides compartir con nosotras tus consejos, comentarios o preguntas 🙂

Deja un comentario

Your email address will not be published.